title icon

Supervivencia de empresas: mecanismos jurídicos ante la crisis económica por el coronavirus

Supervivencia de empresas: mecanismos jurídicos ante la crisis económica por el coronavirus

Numerosos sectores del empresariado español llevan ya cinco semanas parados completamente o con actividad comercial muy residual, tal situación durará seguro seis semanas y ya está prevista una ampliación, habrá que ver con qué extensión, a ocho semanas.

Esta situación supone que gran número de empresas españolas de todo tipo (desde autónomos a grandes empresas, pasando por pymes) desde el día 14 de marzo de 2020 han dejado de generar ingresos por completo o en un porcentaje elevadísimo. Al mismo tiempo, tales empresas están teniendo que soportar todos los días, al menos, gran parte de los costes generales del mantenimiento de su actividad, cuando no están teniendo que hacer frente incluso a inversiones que hayan podido acometer para su apertura, renovación o expansión y que estén pendientes de amortización.

Esta situación es comprensible que haya llevado a pensar en una avalancha de concursos en España en fechas próximas. De hecho, las últimas estadísticas del mes de marzo de 2020 mostraban ya que en los dos primeros meses del año 2020 se había producido un incremento sustancial de concursos en España, concretamente de un 17,63% en enero y de un 49,13% en febrero. Y pensar en tal avalancha de concursos lleva a pensar también en una avalancha de liquidaciones concursales.

Es posible que esa situación se dé en la práctica, aunque ello no es seguro porque la tradición española es de que se tramiten en toda situación muchos menos concursos que en los países de nuestro entorno geográfico y económico.

Ahora bien, al margen de esa vía concursal, los empresarios y los administradores de las sociedades de capital deben ser conscientes de que hay alternativas al concurso y de que es posible -es más, sería muy deseable-, que el legislador adopte en las próximas semanas nuevas medidas legales para proporcionar esas alternativas, que se vengan a sumar a las ya tomadas, por ejemplo, para congelar los concursos necesarios, instados por los acreedores, durante el estado de alarma y dos meses más.

Es, pues, el momento ya, durante la vigencia del estado de alarma, para que los empresarios y los administradores se ocupen de prepararse para la salida de tal estado. Tal preparación debe ser no sólo comercial y financiera sino que también debe ser jurídica.

Cada empresa es un mundo, de modo que diversas empresas de un mismo sector económico pueden encontrar muy diferentes fórmulas jurídicas para salir de la crisis, fórmulas que incluso pueden estar ya adoptándose. Habrá, pues, que decidir en cada caso qué es lo más conveniente para seguir adelante. Para ello las empresas deben estar en estos momentos revisando toda su contratación, tanto de proveedores o suministradores (incluidos los proveedores financieros) como de clientes, al objeto de minimizar los riesgos y costes derivados de la misma y para actuar inmediatamente en consecuencia.

Asimismo, los empresarios deben prepararse para decidir qué hacer el día después del fin de la alarma con su empresa: refinanciar sus deudas extrajudicialmente o con homologación judicial de la refinanciación, acudir a un acuerdo extrajudicial de pagos, alcanzar un convenio concursal con sus acreedores o concursar. Y cuando decimos concursar e incluso cuando decimos liquidar la empresa, no se debe olvidar nunca la venta de unidades productivas como alternativa útil para el mantenimiento del tejido empresarial.

Cualquier decisión tendrá, sin duda, un riesgo elevado en un entorno económico sin precedentes conocidos, pero siempre que sea tomada con la debida reflexión económica y jurídica debe, al menos, conseguir que los daños ya padecidos no se incrementen.

Actuar a la ligera o precipitadamente en estos momentos sí que puede suponer un problema para muchos años venideros. Actuar reflexivamente y con el debido asesoramiento jurídico puede ayudar a una salida de la crisis e incluso puede servir para optar a nuevas oportunidades de desarrollo de negocio, que ya las hay y que pueden surgir en los próximos meses.

 

Fuente: Expasión.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Marbelaw Abogadas, S.L.P.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad